sexta-feira, 24 de fevereiro de 2012

NA PRIMEIRA PESSOA DO SINGULAR


NA PRIMEIRA PESSOA DO SINGULAR

Eu nunca quis ser pássaro.
E não sei porque insisto em conservar as asas.

Por dizê-lo sem sombra de retórica,
me acomodo de bruços em algo que ameaça
ser uma reflexão de ordem sensorial:

Acabo de instalar no telefone
um poema sinfônico de Liszt.
Daí se infere um ego demitido
da minha geração Kerouak-Ginsberg.

E há outros sintomas:
me sinto um samurai em floresta de espelhos,
navego a claraboia num barco sem convés.
Noto que só me falta, para não ser eu mesma,
adquirir uma casa na Toscana.

No entanto, isso não era previsível
quando deixei atrás as minhas margens
levando certa urgência em esquecer,
um guarda-chuva – pode ser que chova –
e sete lenços de dizer adeus.

Cheguei despaginada ao outro lado
desta longa e confusa travessia.
Mais me vale assumir que escorreguei da bússola
e caí no regaço do sistema.

Deveriam vender em algum quiosque
um breviário que ensine uma mulher
a não desescrever a própria história.

(O que há de escandaloso na poesia
é que falamos sempre de nós mesmos.)


Tania Alegria- Brasil


*****

EN PRIMERA PERSONA DEL SINGULAR

Nunca quise ser pájaro.
No sé por qué insisto en mantener las alas.

Por decirlo sin sombra de retórica
me acomodo de bruces en algo que amenaza
ser una reflexión de orden sensorial:

Acabo de instalar en el teléfono
un poema sinfónico de Liszt,
donde se infiere un ego dimitido
de mi generación Kerouak-Ginsberg.

Hay otros síntomas:
Me pienso samurái en un bosque de espejos.
Navego el tragaluz en un barco sin quillas.
Sólo me falta para ser otra persona
que me compre una casa en la Toscana.

Nada de eso estaba en lo previsto
cuando dejé mis márgenes
llevándome un olvido de la mano,
paraguas –por si llueve–
y mis pañuelos de decir adiós.

Llegué despaginada al otro lado
de mis cincuenta y siete travesías.
Mejor asumo que desvié la brújula
y me dejé caer en el sistema.

Deberían vender en algún sitio
un manual de existencia que enseñe una mujer
a no desescribir su propia historia.

(Lo que hay de impudicia en los poemas
es que una habla siempre de sí misma).

*
*
Tania Alegria- Brasil

7 comentários:

Leonel Licea disse...

La poesía de Tania es de esas que me pueden, me conquista su modo de decir al punto que pasaría horas leyéndola. Debo encontrar sus libros en español.
Gracias por traerla, Ana.
Abrazos fuerte y besos para las dos.
Leo

Ana Muela Sopeña disse...

Gracias por venir, Leo.

Sí, la poesía de Tania es especial. Estoy de acuerdo.

Un abrazo grande
Ana

Tania Alegria disse...

Gracias por pasar y dejar huella, querido Leonel.
Mándame una dirección postal a taniaalegria.net@gmail.com y te haré llegar alguno de mis libros. Es un honor ser leída por un poeta de tan elevado nivel.
Igualmente me quedo a tu disposición para traducir tus poemas, siempre que quieras. Pienso que tu poesía debería ser divulgada en idioma portugués. Nosotros, los de habla lusófona, te lo agradeceríamos.
Gracias, Ana, por ser siempre tan amable.
Os abrazo con el acostumbrado afecto.

Carlos Serra Ramos disse...

Mi querida Tania, me embeleso con tu poesía, amiga.

De carambola llegué hasta aquí y me saltó el corazón por la alegría de saberte en un lugar donde pueda leerte cuando quiera deleitar los sentidos con la mejor poesía.

Agradezco a Leonel el enlace y por si me lee este comentario le aseguro que no encontrará mejor "decir" que los tuyos en toda la Red.

Cuanto te admiro, querida amiga. Recibe mi abrazo con el gran cariño que te guardo.
...................Carlos

María García Romero disse...

Tania, querida, me he quedado asombrada y admirada de la belleza de tu verbo.
EN PRIMERA PERSONA, es un poema para leerlo y releerlo muchas veces,tanto por tu maestría poética como por la profundidad de tus versos.
Un placer tu lectura, nunca mejor dicho,y a ella pienso volver siempre que pueda.
Mi abrazo y mi admiración.

Tania Alegria disse...

Carlos Serra Ramos, amigo-amado, no podría recibir mejor regalo que el de encontrarte aquí, una vez más al borde de mis versos. Tantos años recorriendo lado a lado los senderos virtuales y siempre la misma entrañable emoción al encontrarte. Ya iré a buscar tus versos para que hagan compañia a los míos en la voz del fado.

Te abrazo y te abrazo con ese afecto que sólo sabe crecer cuando te pienso.

Tania Alegria disse...

Estimada María García Romero: que una autora con el alto vuelo de tu poética encuentre mérito en mi poema es motivo de júbilo para mi corazón de verso.
Gracias por detenerte y dejar huella.
Con una venia, señora Poeta.